Fermento de Kefir+Bifidus

Producto nuevo

Fermento para hacer kéfir, enriquecido con bifidobacterias. Este kéfir no contiene levaduras

2 artículos

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

2,90 €IVA incluído

Más info

Fermento para hacer kéfir, enriquecido con bifidobacterias. Este kéfir no contiene levaduras, como ocurre con el llamado "hongo" que se utiliza habitualmente para hacer kéfir en casa. Por lo tanto, durante la fermentación no se produce alcohol y las bacterias que se utilizan son sólo cepas beneficiosas para nuestra salud y flora microbiana, sin contaminación.

Compuesto por microorganismos procedentes de los Montes Balcanes. Cada sobre contiene 100.000 millones de bacterias liofilizadas, de las cepas Lactococcus lactis sp lactis, Lactococcus lactis sp lactis biovar diacetylactis, Lactococcus lactis sp cremoris, Leuconostoc mesenteroides sp cremoris, Lactobacillus kefyr, Bifidobacterium bifidum, Bifidobacterium infantis y Bifidobacterium longum.

Producto sin gluten, según etiquetado del fabricante. Más información sobre el gluten en la alimentación.

Cómo hacer kéfir con bífidus

Este fermento se puede usar con:

  • Leche de vaca, cabra u oveja.
  • Leche de soja.
  • Otras bebidas vegetales: se puede hacer con leche vegetal. El resultado es menos consistente que con leche animal o de soja. Si se desea una textura más espesa, recomendamos añadir algún espesanteTodos los detalles en Kéfir: propiedades y cómo hacer kéfir vegano.

Para hacer el kéfir hay que mezclar el contenido del sobre con un litro de leche y dejar fermentar en yogurtera o en un lugar donde se pueda mantener la temperatura estable a unos 38-40º durante el tiempo requerido para cada caso (ver instrucciones si es leche animal o vegetal, si es la primera vez o resiembra). Para ello, se puede usar una yogurtera o una fermentadora (fermentadora Brot & Taylor o fermentadora-panificadora Sana). También se puede hacer el kéfir manteniendo abrigado el recipiente o recipientes en los que queremos hacerlo, con una manta o toalla o con Wonderbag. Si bien estos métodos no permiten un control muy exacto de la temperatura, es una buena opción cuando se ha cogido el manejo. 

Para controlar la temperatura de forma adecuada con cualquier otro método, puede ser útil utilizar un termómetro con sonda. Se recomienda refrigerar antes de consumirlo. 

El resultado es un kéfir de sabor dulce, con algo de viscosidad propia de las bacterias del género Bífidum y la cremosidad y acidez del kéfir.

Conservación del fermento de kéfir

Se puede conservar a temperatura ambiente durante 1 año o bien en nevera durante 2 años. Este producto se ha conservado en frío tanto en su lugar de origen como en nuestras instalaciones, por lo que todos los sobres tienen 2 años de validez. Sólo durante el transporte no se encuentra refrigerado, pero no resulta un inconveniente, puesto supone sólo unos pocos días y esto no afecta a su efectividad (es por ello un producto que no requiere cadena de frío). 

Se aconseja utilizar el sobre de fermento en cuanto se abre, ya sea para hacer un litro de leche o hasta 5 litros. No es recomendable usar una parte, cerrarlo y guardarlo para utilizar en otro momento, ya que perdería efectividad. 

En caso de que se quiera guardar parte del sobre, cerrar rápidamente de nuevo con una pinza hermética y guardar en el frigorífico, usándolo el resto del sobre en un plazo máximo de una semana.

Características de Fermento para kéfir con bífidus

Alergias, intolerancias y más Probióticos, Sin azúcar añadido, Sin levadura, Sin gluten
Contenido 1 gramo
Conservación Se puede conservar a temperatura ambiente durante 1 año o bien en nevera durante 2 años.
Contiene azúcar añadido No
Contiene frutos secos No
Contiene gluten No
Contiene huevo No
Contiene lactosa Trazas
Contiene levaduras No
Contiene OGM No
Contiene soja No
Ingredientes 100 % fermentos lácticos

Productos relacionados

Arriba